Publicidad:
La Coctelera

UNA PRECIOSA IMAGEN

LAS EDADES DE LA VIDA SEGÚN EL TAROT

LAS LÍNEAS 806

Conozco a la perfección las empresas de Tarot que funcionan mediante el sistema de líneas 806. Sé lo que son. Para empezar, contratan a una mujer u hombre que diga que sabe "echar cartas", le ponen a trabajar cinco días a la semana por un sueldo de 700 euros (poco más de 100.000 pesetas, que es lo que se ganaba hace diez años), le encierran en un sótano generalmente insaluble durante 8 horas diarias en las cuales sólo tiene 20 minutos para descansar (incluídas sus necesidades elementales y la comida), le hacen contratos basura, le exigen trabajar fines de semana por el mismo sueldo (esto cuando no forma parte de las condiciones de admisión), y sobre todo -que es lo peor- es que le exijen unas medias de llamada no inferiores a los 20 minutos, con los cual el empleado se ve obligado a mentir para conservar el puesto de trabajo, con pleno consentimiento de la empresa. Ésta trabaja las 24 horas del día, mientras los dueños se lo pasan de vacaciones seis meses al año, y el resto lo dedican a la especulación financiera en paraísos fiscales, o a la creación de canales privados de televisión que recaudan millonadas en publicidad gracias al sexo virtual y a la colaboración de ciertas "brujas" famosas con nombres de lo más horteras y cazurros.

Hay quienes objetan que se gastan una millonada en publicidad. Es verdad. Sin embargo, la cada vez mayor proliferación de líneas 806 hace pensar que la inversión les compensa, y con creces. A quienes no les compensa es, por supuesto, a sus empleados. Para empezar, en este tipo de empresas el clima suele ser hostil. Desde el principio se rechaza de plano a los tarotistas, que son fuerza de trabajo explotada , manipulable y descartable, y muchas veces hasta se llega a humillarles, como si el trabajo de tarotista fuera una payasada (la gran mayoría, insisto, no son más que teleoperadores con mucho morro y mucha desesperación) . Es decir: la empresa quiere ganar dinero -mucho dinero- a plena conciencia de que toda su infraestructura está basada en el timo. Muy fuerte. Y para colmo, los encargados o supervisores del plantel tarótico suelen ser gente no cualificada moral e intelectualmente, que se ha ganado el puesto a base de trepar. Ninguno de ellos es feliz, y se percibe. No se puede trabajar mucho tiempo en un ambiente como ése, a menos que te encante mentir o seas completamente impermeable a la miseria humana.

Las empresas de Tarot 806 –sea mediante un canal privado, sea por Internet, sea por lo que sea- son una estafa.

Caso bien distinto es el de los tarotistas que trabajan en gabinete propio. Lo haces porque quieres, porque es tu vocación, los precios son asequibles (incluso puedes llegar a un acuerdo mutuo con el cliente) y, por supuesto, puedes reservarte el derecho de admisión.

Según mi experiencia, algunas empresas virtuales que contratan tarotistas y astrólogos profesionales con gabinete en casa, son cosa bien distinta. El cliente, desde luego, tiene que pagar, pero sabe de antemano con quién va a hablar y puede elegir al profesional, con lo cual siempre o casi siempre hay un seguimiento del caso. No es una cuestión de dinero, sino de ética. El tarotista se maneja con libertad y no está presionado. No se exijen medias y hay flexibilidad de horarios, metas y los directivos son respetuosos.

En un orden de cosas, lo triste de las empresas 806 es lo siguiente:
.Que cometen estafa;
.Que generan un cierto tipo de cliente susceptible a ser engañado;
.Que crean adicción entre este tipo de clientes, muchos de los cuales padecen enfermedades mentales y prefieren comprar una ilusión que visitar a un psicólogo.

Y lo más importante:

Que desvirtúan la verdadera meta del Tarot, que es la sanación, fomentando la ignorancia que se tiene al respecto, y sobre todo, publicitando la superchería.

ALEJANDRO JODOROVSKY: POETA Y MAGO

Alejandro Jodorovsky ha escrito con su mujer un manual para aprender a leer el Tarot, algo que él define como "un libro en forma de cartas, el más importante de la cultura occidental. Tanto que, dice, "debería estudiarse en las universidades".

Siruela presenta 'La vía del Tarot' junto con 'Yo, el Tarot', una colección de poemas sobre los 22 arcanos mayores, y una baraja del Tarot de Marsella, en una lujosa caja de color bronce. El libro les ha costado a Jodorowsky y Costa cuatro años de trabajo y en él se resumen los largos años de experiencia de ambos en la lectura de esta baraja, que definen como un espejo o estructura del alma, del inconsciente", pero también como un "instrumento terapéutico".

De hecho, Jodorowsky lee el Tarot gratis a quien se lo pide todos los miércoles en un café de París, desde hace 30 años. "No cobro, no doy consejos y no hablo sofre el futuro", aclara no obstante el escritor durante su presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Tampoco lee lo negativo que puedan mostrar las cartas, añade después. Porque para el chileno el Tarot es "un servicio, una forma de ser útil al otro". "El mío es un libro iniciático", asegura, "y junto con los poemas se convierte en una escuela de desarrollo espiritual y psicológico".

Jodorowsky cree que el Tarot ayuda a desarrollar la conciencia y a vivir y comprenderse mejor, es un "apoyo al autoconocimiento psicológico e histórico". Por eso arremete contra el psicoanálisis y el budismo, ambos "enemigos de la vida". "Los psicoanalistas deberían tener todos un Tarot: ahorrarían tiempo", se queja. A su juicio, éstos "convierten el sufrimiento ajeno en su sustento, porque no se proponen curar sino mantener sus pacientes". Por el contrario, el Tarot puede ayudar no sólo a eliminar los síntomas, sino también a curar. "Es un puente entre dos extremos, entre la intuición y la razón", explica Marianne Costa. "Es intuición pero estructurada al máximo".

Una humanidad andrógina

El Tarot nació alrededor del año 1000, pero nadie sabe quién lo creó, ni dónde ni cómo. Tampoco qué significa la palabra Tarot ni a qué idioma pertenece, explica el autor en la introducción. Según dice, nace del cristianismo, el judaísmo y el islam, es de tradición occidental y propone "un contrapeso femenimo al desequilibrio monoteísta", una posibilidad de desarrollar una "humanidad andrógina". De ahí que tenga igual número de arcanos femeninos y masculinos, e incluya una 'papisa' o una 'emperatriz' entre sus figuras.

Jodorowsky y Costa terminaron haciendo una demostración práctica de cómo ayuda el Tarot al autoconocimiento leyendo las cartas a dos periodistas, un hombre y una mujer. El escritor chileno explicó que la lectura depende de tres coordenadas: el azar de quien interpreta, el azar del interesado y el azar de las cartas: "Es un momento de gracia".

Y de esos momentos ha tenido Alejandro Jodorowsky con el presidente de Chile, Ricardo Lagos, los cantantes Marilyn Manson y Peter Gabriel o un ministro francés que sufría problemas con su esposa china. En España, con Fernando Sánchez Dragó, Espido Freire, Antonio Gala y Luis Alberto de Cuenca, entre otros. "Pero a quien me gustaría leer las cartas", confesó, "es a Sara Montiel".

FUENTE: EL MUNDO LIBRO